Inicio » Inicio » Método de estudio

Método de estudio

En un blog que sigo en la UNED el otro día un compañero publicó unas recomendaciones que un profesor de secundaria da para estudiar y tener buenos resultados. Desde luego que en cuanto a lo que dice de llegar a estudiar al día de 10 a 12 horas me parece excesivo, igual para una oposición sí hace falta, pero el resto me parecen unos consejos que muchos creerán que son tonterías pero muchas veces las tonterías las pasamos por alto. Dejo a continuación el post que dejó. Espero que os sirva de ayuda y motivación para empezar el año:

De un profesor de ciencias (vale la pena leerlo todo):

Voy a compartir con vosotros lo que suelo decir en clase (soy profesor de secundaria de asignaturas de ciencias, ahora quiero sacarme derecho). Perdón por si a alguien le parecen chorradas a estas alturas pero si lo pongo es porque sé que todos estamos mal de tiempo y el que tenemos queremos aprovecharlo.

Generalidades:
– Estudia siempre en el mismo sitio. Nunca tumbado en la cama. Estudia con bolígrafo y papel cerca. Deja el móvil en otra habitación. Vete al baño antes de empezar.
– Estudia por períodos de 2 horas. Dentro de esas 2 horas muy posiblemente no podrás mantener la máxima concentración durante todo el tiempo, habrá previamente minutos de casi nula concentración. En esos minutos es preferible hacer ejercicios, comentarios de texto… cosas que requieran un esfuerzo activo. Eso te ayudará a concentrarte.
– Tendrás un pico de concentración que deberás aprovechar para estudiar lo más duro o lo más farragoso.
– Al cabo de aproximadamente 2 horas notarás que ya no estás tan concentrado. Acaba las dos horas con una leída de repaso o preparatoria de lo siguiente que tengas que estudiar.
– Al cabo de más o menos 2 horas tómate un pequeño descanso, vete al baño, tómate un café… Si estudias en grupo sincroniza tus descansos con los de tus compañeros, a medida que acabéis el descanso iréis hablando de dudas y eso te ayudará para meterte de nuevo en harina para el siguiente período de 2 horas.
– No te levantes antes de esas 2 horas. No vayas a la cocina a picar algo. Como no tienes móvil no puedes contestar el whatsapp. Como ya has ido al baño antes no necesitas ir ahora. El único supuesto en el que puedes levantarte es si hay un avistamiento alienígena que resulta en invasión, hasta ahora eso nunca ha pasado así que no tienes excusas para levantarte en esas 2 horas.
– Todo es entrenable. Se pueden llegar estudiar hasta 10-12 horas al día sin que te resulte duro. Todo es cuestión de meterse en una rutina, empezando por 2-4 horas los primeros días hasta el tiempo que necesites.

Estudio de un tema:
1.- Leída general del tema.
2.- Leída pormenorizada del tema. Trata de buscar las relaciones entre los conceptos clave de cada párrafo. Subráyalos.
3.- Leída final del tema, fijando todos los conceptos y anotándolos en un esquema-resumen. Lo más importante de estos es entender las relaciones de las cosas que estás escribiendo. Si conviertes el estudio en un ejercicio memorístico vas a necesitar mucho más tiempo.
4.- Autoevaluación: Si los apuntes por los que estudias tienen marcadas las preguntas de ese tema que hayan caído en exámenes es el momento de ponerse con ellas. Si el libro propone preguntas o ejercicios haz lo mismo. Compara tus respuestas con las soluciones y mira lo que falta en tus respuestas y lo que sobra. Vuelve al paso 2 y repite hasta que sea necesario.
5.- Repasa habitualmente los temas estudiados. Para ello lee el esquema-resumen que hayas preparado. Para los repasos finales tendrás que hacerte una lista de las preguntas que hayan caído de forma más frecuente. Repasa esas preguntas con especial atención, sabrás exactamente qué es lo más importante y cómo te lo pueden preguntar.
6.- Esto funciona especialmente bien en ciencias pero para letras también es válido: haz simulacros de examen en las mismas condiciones que el examen real, con preguntas que hayan caído o que puedan caer y el tiempo que tengas en el examen real. Si trabajas en grupo poneos los exámenes los unos a los otros. Esto te ayudará llegado el examen ya que, si cae algo de lo que has hecho en tus simulacros, ya sabes cómo redactarlo y cuánto tiempo dedicar para que te dé tiempo. Además tendrás una sensación de seguridad extra en el examen real y te será más fácil controlar los nervios porque te estarás enfrentando a una situación en la que ya has estado en las mismas condiciones.

Esa es toda la historia. Muchos se organizarán los puntos previos de otra manera pero básicamente es eso. Seguro que con niños corriendo alrededor, trabajo (los que tengan la suerte de tenerlo) y demás historias habrá poco tiempo pero con esfuerzo las cosas se sacan. ¡Ánimo y a por el aprobado general!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: